Oct
11

Respiracion consciente

La clave vital para una vida saludable

La respiración es un proceso involuntario y automático, y su función es ingresar oxígeno al cuerpo y exhalar dióxido de carbono. Respiramos en el instante mismo de nacer y es un acto que nunca se interrumpe aunque rara vez somos conscientes de esto, a excepción de algunas oportunidades en que un sacudón emocional nos hace registrar fatiga, aceleración del ritmo cardíaco o imposibilidad de hacer ingresar el aire.

Está considerada en la psicoterapia y las terapias corporales modernas como uno de los procesos fisiológicos más importantes porque no sólo provee al cuerpo de la energía vital (o Chi) que necesita sino que, además, conecta al cuerpo con el alma. Si cuerpo y mente son una unidad, podemos decir entonces que la respiración afecta y se ve afectada por los procesos emocionales y psíquicos que derivan luego, si no se hacen conscientes, en tensión, bloqueos, cambios posturales perjudiciales y demás consecuencias poco agradables.

Es por esto también que tantas doctrinas orientales filosóficas y meditativas (Yoga, Qi gong, Tai chi chuan, entre otras) han puesto su hincapié en la regulación y control consciente para luego orientarla con el uso de la imaginación hacia los centros de energía o chakras, o hacia partes enfermas del cuerpo. Asimismo, es un elemento sumamente importante para técnicas como la actuación, la danza, el canto y disciplinas que integran lo físico a lo emocional y psíquico.

Lo que acontece poco a poco al utilizar la respiración como herramienta es un imperceptible pero profundo cambio de patrones y hábitos. Dice F. Mathias Alexander (1869-1955), “Como nuestros sentidos se han acostumbrado a nuestros hábitos, es natural que percibamos como correcto lo que nos es perjudicial. Todo se traduce, ya sea físico, mental o espiritual, en tensión muscular”. Y podría agregarse que, por consiguiente, se manifiesta en bloqueo energético en algún lugar del cuerpo y el campo áurico.

Es ideal que al hacer consciente el hábito respiratorio se logre producir los mayores y mejores resultados con el mínimo de esfuerzo. Sin desestimar técnicas tan eficaces y profundas como las que hay dentro de las terapias tradicionales y en las alternativas, un buen uso y manejo consciente de la respiración puede ser un gran aporte al trabajo personal y a una nueva y mejor vinculación con el entorno. Al optimizar la función respiratoria, se favorece también la función sensorial a la que la respiración está tan ligada. Esto, en la vida diaria, permite alcanzar armonía, mejorar la calidad de vida, vivenciar sensación de libertad y, si la aplicamos en áreas profesionales, generar mayor seguridad y presencia, sobre todo en la interrelación con las personas y la exposición pública.

Ejercicios básicos de respiración

Sentados en una silla, con las piernas sin cruzar, las manos sobre las piernas en una posición cómoda pero sin que cuelguen, la columna relativamente derecha, el mentón alineado (sin pegarlo al pecho ni echarlo hacia atrás):

Inspiración abdominal, ventral e intercostal / Exhalación

Colocar una mano en el vientre y otra encima del estómago, llenar de aire primero la zona del abdomen, después el estómago y por último el pecho. Si el ejercicio está bien hecho, se siente que se mueven ambas manos. Al exhalar, se deben cerrar los labios de forma que al salir el aire se produzca un breve resoplido.

Respiración consciente

Aplicar estos ejercicios en situaciones cotidianas: sentados, de pie, caminando, en el trabajo, con ruidos, con mucha luz, en la oscuridad, con mucha gente alrededor, solos, etcétera.

 

Asesora:
Anahí Martella
Casa Violeta
Alquímicos y herramientas para la Nueva Energía
www.casavioletablog.blogspot.com
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla
15-4948-7057