Oct
10

Elephant Parade

Desde el Reino Unido se organizó una muestra de arte al aire libre para concientizar al mundo sobre la problemática del elefante asiático, animal emblemático al borde de la extinción.
Sus creadores son Marc Spits y su hijo Mike. Con esta exposición se recaudan fondos para ayudar al programa de conservación y se sensibiliza al público sobre el dilema que atraviesa la especie para asegurar su permanencia sobre la faz de la Tierra.

En el verano londinense se pudieron apreciar 260 esculturas de fibra de vidrio diseñadas en colores brillantes, de inmenso tamaño, con diferentes dibujos y motivos, ricamente decoradas.
Muchísimos artistas participaron de la muestra, entre ellos Julien Macdonald, Marc Quinn, Paul Smith y otros. Hasta Tommy Hilfiger fue convocado y pintó uno de los elefantes.

Cien fueron las empresas que sumaron compromiso con su patrocinamiento.
La exposición ocupó 10 horas de aire entre radio y televisión, tuvo cobertura internacional con más de 25 millones de televidentes y generó más de 450 artículos de prensa.

Elephant Parade ha pasado por Rotterdam (2007), Antwerpen (2008), Amsterdam (2009) Londres (2010) y Copenhague (2011).

El éxito fue absoluto. El proyecto inicial se había propuesto una recaudación de 2 millones de Libras, pero al terminar la subasta de las esculturas se alcanzaron los 4,2 millones, es decir… se duplicó el objetivo!

Excelente noticia para estos gigantes de la naturaleza!

 

¿Quién es el responsable de esta iniciativa?

Elephant Family – Protecting Asian elephants and their habitat.
¿Su objetivo?
Salvar de la extinción al elefante asiático en estado silvestre, como así también mejorar las condiciones de bienestar de los elefantes en cautiverio. Fundada en el año 2002 esta entidad benéfica nace a partir de la amistad entre 5 conservacionistas y dos elefantes huérfanos.

El Elefante Asiático

Su  número ha caído un 90% en los últimos 100 años. Su hábitat disponible se ha reducido un 95% en el mismo tiempoDe seguir esta tendencia podrían desaparecer en los próximos 30 años. Son más pequeños que sus parientes africanos y tienen orejas más chicas.
La explosión demográfica, la agricultura y el desarrollo industrial, han dejado sin espacio a la especie, siendo esta pérdida del hábitat la mayor amenaza para los ejemplares ya que necesitan grandes extensiones de tierras rurales para caminar y pastar.Muchas veces en busca de comida pisan los cultivos o entran en las aldeas, ya que sus corredores naturales están totalmente fragmentados por la actividad del hombre.