Oct
11

Agatha Ruiz de la Prada

Su colección no pasa desapercibida. Tiene un estilo inconfundible. Es que todas las creaciones de la diseñadora española Agatha Ruiz de la Prada tienen su sello personal.
Nacida en Madrid en 1960, ha fundado un universo con estilo propio. Sus colecciones no siguen las corrientes internacionales de las pasarelas de la moda: son anti-tendencias. Esta postura le ha permitido formular un lenguaje propio y global, una auténtica revolución contra lo establecido.

Los diseños de Agatha reflejan una actitud ante la vida llena de amor, humor y optimismo, a base del color y la pregnancia de sus formas. Alegres y coloridos, repletos de corazones, flores y rayas en fucsias, verdes, rojos y amarillos.

Su creatividad es infinita. Ha dado vida a líneas de ropa femeninas, masculinas e infantiles. Gafas, zapatos, medias, perfumes, relojes, sillas, lámparas, cerámicos, vajilla, velas, sillones, alfombras, papelería, vestuario teatral, ropa para muñecas, uniformes, tapicería, disfraces y hasta etiquetas para botellas de vino. Ha diseñado además portadas de libros y discos.

Es espontánea, ingenua e independiente. Se la conoce como la Creadora de las Prendas Felices. Adora el color. Asegura que es en tiempos de crisis cuando más colores hay que usar.

Sus colecciones han sido presentadas en las pasarelas de Madrid, Barcelona, Santander, San Sebastián, Burdeos, Milán, Berlín, Kyoto, París y Nueva York. Hoy en día está presenté en más de 150 países, agathizándolos. Tiene tiendas propias en Madrid, Barcelona, Milán, Paris y Nueva York.

 


 

Hija de una aristócrata catalana y de un famoso arquitecto coleccionista de arte. Estudió en Barcelona en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda. A los 20 años comienza a trabajar como ayudante en el estudio madrileño del modisto Pepe Rubio. Un año después hace su primer desfile en Madrid y al año siguiente ya abre su propia tienda-estudio. En 1.985 y con sólo 25 años es entrevistada por el New York Times y allí comienza su repercusión internacional. Está casada con el Periodista y Director del Diario El Mundo, Pedro J. Ramírez. La pareja ha tenido dos hijos: Tristán Jerónimo y Cósima Oliva.


“Tener un estilo tan marcado no me limita a la hora de diseñar.  ¡Podría diseñar un millón de cosas con corazones!  Los corazones son como una forma de expresión. Una manera infinita de ponerte ante la vida y de sentir. Es una cosa que me sale sola y que no puedo planear”.

 

 

 

“Mi diseño es conceptual. Si eliminamos todo lo superfluo llegamos a la conclusión de que la moda ha de ser cómoda: cómoda para el cuerpo y para la mente, cómoda para quien la lleve y la mire, y cómoda de fabricar y destruir.”, señala Agatha Ruiz de la Prada.