Feb
21

Quien no ha visto Egipto... no ha visto el mundo

Si todavía no han escogido Egipto como destino para sus próximas vacaciones, en estas líneas les cuento por qué cautiva desde hace miles de años a tantos visitantes.

 

Para recorrer este destino existen muchos programas que van desde 5 a 15 días, y aún así no bastaría para recorrer este maravilloso lugar por completo.

 

La República Árabe de Egipto es una nación situada en el noroeste de África y una de las formas más tradicionales para recorrerla luego de visitar su ciudad capital es navegando su máximo exponente: el Río Nilo

 

Toda aventura en este país comienza aterrizando en El Cairo, la ciudad más importante de África y del mundo árabe. Un consejo! No pretendan entender El Cairo: entréguense a él sin reservas y sin temor a perderse en sus entrañas!
Todos los circuitos empiezan con 2 ó 3 noches de alojamiento en su capital. El primer día generalmente es libre y nos sirve para aclimatarnos y encontrarnos con edificios que en su momento fueron muy lujosos y hoy tienen un aspecto más decadente; su tránsito caótico; su tono polvoriento y sus habitantes con una energía desbordada!

A partir del segundo día podemos comenzar nuestro recorrido, por ejemplo, con la visita al Museo Egipcio. Recorrerlo tomará unas 3 horas y si deciden hacerlo por la mañana, es aconsejable que suban directamente a ver el tesoro de Tutankamón y las salas del oro. Recorrer estas salas es, simplemente, mágico!

Luego se continúa hacia Giza donde se ubican las tres Pirámides de Keops, Kefren y Micerinos, construidas hace más de 4500 años. Son la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que permanece en pie en la actualidad. Junto a ellas podrán apreciar la célebre Esfinge de largas patas.
Imperdibles son las Pirámides de Saqqara, ubicadas a unos 15 km al sureste de la pirámide de Keops.

Visitarán también El Cairo Antiguo para ingresar a la Mezquita de Mohamed Aly y caminar la ciudadela de Saladino y el mercado más conocido, El Kalili.
Tras unos días en El Cairo tomarán un vuelo interno que los llevará hasta Aswan o Luxor, dependiendo del itinerario.

Una vez en el aeropuerto serán trasladados hacia su hotel flotante (Crucero) que incluirá pensión completa para comenzar el recorrido admirando las siguientes ciudades:
Kom Ombo: ubicada a 48 km de Aswan, parada obligada para visitar el Templo del Dios Sobek (Cocodrilo) y el Dios Horus (Halcón)
Edfu: ubicada a 111 km de Luxor. Aquí, a diferencia del templo de Karnak, todo sigue en pie, y caminando entre sus columnas es fácil imaginar un ritual, ceremonia o unión de los Dioses entre sus muros.
Luxor: visita del Templo de Karnak dedicado al Dios Amoun Ra. El más grande de Egipto.
Luego se continúa hacia el Templo de Luxor, ubicado a 720 km de El Cairo.
El templo de Karnak, las tumbas reales y los inolvidables paseos en falúas a la puesta del sol sobre el Nilo harán de este día un recuerdo imborrable.

Pero esto no termina aquí: si aman las playas, podrán disfrutar de un baño en el Mar Rojo a través de la ciudad de Sharm El Sheikh o Hurgada. Ideales para los amantes del buceo, ya que estos lugares son mundialmente conocidos por sus maravillas submarinas.
Y para finalizar, lejos del ajetreo turístico y comercial, podrán descubrir un Egipto más natural y auténtico pasando algunas noches contemplando las estrellas en alguno de los Oasis del desierto Líbico de Bahariyya, Farafra, Dakhla y Karga con travesías en 4x4.

 

Egipto los enamorará y hablarán de él hasta dormidos… ¿qué esperan para comenzar a soñar?

 

Asesora:
Gloria R. Báez
Téc. en Turismo
DANTO Agencia de Turismo
Reg. 10.495
Tel.: 4667-8452
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla