Jul
02

Recetas de Otoño

A la hora de cocinar con frutas y verduras, nada mejor que recurrir al calendario estacional. ¿Por qué? Por sus múltiples beneficios. No es lo mismo consumir productos provenientes de invernaderos que no completaron su calendario natural, que frutas y verduras de temporada.
Los alimentos propios de cada estación tienen un mejor sabor y son más nutritivos al ser cosechados en el momento justo de madurez. Tienen el aroma, el sabor y textura correspondientes, y resultan más económicos. Estos alimentos que nos ofrecen en temporada no fueron forzados a madurar ni han sido trasladados desde lugares lejanos, sino que llegan para ser empleados en su temporada natural.

Consumirlos aporta a nuestro cuerpo vitaminas, minerales, fibra y agua. Ninguna fruta o verdura contiene todos los nutrientes, pero combinándolas según sus diferentes colores, nuestro organismo recibe lo que necesita.
Para tener en cuenta entonces:
Las frutas de invierno son bananas, mandarinas, naranjas, limones, pomelos, membrillo, palta y manzana.
Las verduras y hortalizas son repollitos de Bruselas, repollo, brócoli, puerro, coliflor, hinojo, berro, apio, cebolla de verdeo, acelga, radicheta, achicoria, escarola, nabo, chaucha, rabanitos,  remolacha, calabaza, batata y zanahoria.

Lomito perfumado

Disponemos en el plato las lonjas de lomito ahumado de mediano espesor, acompañadas por rulotes de romero, tomates cherry, algunas hojas verdes, y bañamos con una vinagreta de miel, aceto balsámico y pimienta rosa. Una combinación exquisita!

 

 

Ojo de bife grillado

Acompañaremos el ojo de bife con una rodaja de calabaza hervida al vapor y un abanico de batatas rojas. La variedad de texturas vendrá dada por una suave crema de puerros fritados en aceite de oliva virgen, una juliana de repollo bicolor y unos brócolis frescos. Una delicada salsa de vino Merlot aportará su brillo y sabor.

 

 

Brownie alimonado con confituras de limón

Una generosa porción de crema chantilly perfumada con jugo de limón fresco y algo de ralladuras, será la base de los triángulos de brownie que conforman el postre. Las confituras de limón darán el toque agridulce, matizado por el sabor de los frutos del bosque. Una hojita de menta para dar color y aroma silvestre.

 

Espero que disfruten tanto del buen comer
como del buen cocinar.
Hasta nuestro próximo encuentro!
Bettina Grandinetti
www.organizacionbg.com.ar