Ago
29

Carteras celebres, aliadas glam

Las carteras son uno de los grandes objetos de deseo femeninos. Grandes, chicas, diminutas, sobrias, llamativas, para colgarse del hombro, llevarlas en la mano o cruzarlas a modo de morral, en diferentes materiales y colores, todas son válidas y satisfacen los diferentes gustos de las mujeres. Pero lo cierto es que en materia de moda e historia, hay modelos que son todo un ícono en el universo de las carteras.

 

Uno de ellos es, sin lugar a dudas, el deseadísimo modelo 2.55, de la casa francesa Chanel. Nacido en febrero de 1955 (de ahí su nombre), aseguran que surgió de la inspiración de Coco Chanel en las monturas del Hipódromo de Suresnes en París. ¿El detalle que causó gran repercusión entre las mujeres? La cadena que tenía y que hacía posible llevarla colgada del hombro, algo impensado hasta entonces ya que las carteras se llevaban en la mano. El cambio, como la gran mayoría de los que introdujo Coco, fue revolucionario y cambió el concepto de las carteras hasta hoy. ¿Adeptas al modelo, que con los años varió su tamaño y sumó nuevos colores? Las actrices Blake Lively, embajadora de la marca, Mischa Barton, Sienna Miller y la princesa Carolina de Mónaco, entre muchas más.

Otra de las grandes casas francesas que tiene su cartera emblemática es, sin lugar a dudas, Hermès, con el Birkin Bag. Este exclusivo modelo nació casi de casualidad cuando la actriz y cantante británica Jane Birkin viajaba junto a Jean-Louis Dumas, presidente de Hermés, quien le preguntó por qué llevaba como cartera una canasta de paja. La respuesta de Birkin no se hizo esperar y fue clara: los modelos disponibles no satisfacían sus necesidades y eran incómodos, difíciles de abrir o de cerrar, etc. ¿La propuesta de Dumas? La invitó a diseñar en conjunto una cartera a su gusto. Y así dieron origen a esta genial creación que desde entonces es una indiscutida.
Para comprarla en las exclusivas boutiques de la marca que se ubican en los polos de compras más exquisitos del mundo, hay listas de espera, ya que la demanda supera a la producción. ¿Su valor? Varios miles de dólares.

Pero este no es el único modelo de la casa que bate records. En 1950, la princesa Grace Kelly apareció en la portada de la revista Life con un ejemplar de la cartera Aut à Courroies  de la marca. Como la ex actriz y princesa era considerada una de las mujeres más elegantes del mundo, la cartera se convirtió en un nuevo objeto de deseo y fue rebautizado como Kelly bag, en honor a ella. Las fanáticas de las carteras de la casa Hermès no se cansan de elegir estos productos icónicos: Victoria Beckham, Gwyneth Paltrow, Katie Holmes, Lindsay Lohan, Sarah Jessica Parker y Demi Moore son algunas de las celebrities que lucen estos modelos. Creadas artesanalmente, cada pieza demanda entre 18 y 24 horas de trabajo, están numeradas y vienen con un “impermeable” a medida para los días lluviosos.

La casa italiana Fendi es otra de las que tiene su modelo insignia: baguette, con la doble FF del logo de la marca en la parte delantera. Presentada en 1998 por Silvia Venturini, Fendi comenzó a pensarla en 1997 cuando soñaron por primera vez con una cartera tipo sobre, pero que pudiera llevarse debajo del hombro. Esta cartera, cuyo nombre hace referencia al tradicional pan francés, le devolvió a la marca el esplendor que había perdido anteriormente. No era para menos: linda, práctica y elegante, causó sensación de entrada.

 

Son numerosos los que aseguran que las carteras dicen mucho más sobre las mujeres que lo que ellas mismas creen, y eso es verdad. Ciertamente, estas carteras llenas de historia y glamour hablan por sí solas.