Ago
30

Yucatan y sus maravillas subterraneas

Visitando México...cuántos de ustedes han hecho una excursión a un cenote? Generalmente hablamos de un destin o en particular, pero en esta oportunidad preferimos contarles de una experiencia en particular... Experiencia que podrán vivenciar en este bello país.

 


Es en la Península de Yucatán donde se sitúan aproximadamente unos 2.400 cenotes, y sumergirse en el interior de alguno de ellos es una de las experiencias más emocionantes que sólo pueden disfrutarse en esta parte del mundo.
¿Qué son los cenotes? Son pozos de agua dulce que se forman por la erosión de la piedra caliza, pero para el mundo Maya eran fuentes de vida, además de ser una entrada a las maravillas del otro mundo y el centro de comunión con los dioses.
En el Estado de Yucatán, ubicado al sureste de la República Mexicana, se encuentra Cuzamá. Municipio situado a menos de una hora de la Ciudad de Mérida, también llamada ciudad Blanca, Capital del Estado.
La forma de llegar a este lugar es muy sencilla: traslados privados, transporte público o auto particular. Su gran atractivo son sus famosos cenotes.
Los principales de esta zona son: Chelentún, Chak-Zinik-Ché y Bolom-Chojol.
El recorrido consta de 3 horas que no serán suficientes para admirar esas bellezas 100% naturales y al mismo tiempo poder disfrutar de sus aguas cristalinas.
Otro de los atractivos de este recorrido es la manera en la que uno se transporta de un cenote a otro. El recorrido total es de unos 8 kms. El medio que se utiliza es un transporte llamado truck, el cual es jalado por un caballo sobre unas vías de tren. La capacidad máxima de cada truck es de 4 personas y el costo por transporte es de 300 Pesos Mexicanos por el total de los ocupantes (unos $ 100)

 

Cenote de Chelentún

Es considerado entre los tres cenotes como el de más fácil acceso. Al entrar bajarán por unas escaleras de cemento con barandal hecho de rieles de ferrocarril que facilitan el acceso a la superficie de la caverna. Podrán comprobar la claridad de sus aguas y sumergirse para reposar en su tranquilidad y frescura. Tiene una profundidad máxima de 18 mts, con una temperatura de 26 °C. Además cuenta con dos cuevas. La primera en el costado derecho que desciende hasta una profundidad de 30 mts y la otra en el interior más profundo alcanzando una profundidad de 40 mts.

 

Cenote Chak-Zinik-Ché

Que en el dialecto Maya quiere decir “Hogar de la Hormiga Roja”. En la entrada se encontrarán con un agujero en el piso y pegada a la pared una escalera de madera. A través de ella descenderán 10 mts. Una vez en su interior, admirarán las impresionantes formaciones de estalactitas que están en el techo de la caverna, al igual que las raíces que dejan caer los árboles en el agua, que a diferencia del primer cenote será un poco más oscura debido a su profundidad (40 mts).

 

Cenote Bolom-Chojol

Cuyo significado es “Nueve Hoyos de Ratón”. Su nombre hace referencia a las nueve entradas de luz hacia su interior, lo que deja ver en ciertas horas del día que el agua esté completamente transparente. Su entrada a la cueva se hace descendiendo por una escalera metálica, pero si no quieren bajar por estas escaleras y ser más intrépidos pueden unirse a los clavadistas espontáneos que se lanzan desde 10 mts de altura! Una vez en su interior se encontrarán con una piscina azul turquesa que cubre el fondo de la cámara y que se puede apreciar desde una plataforma de madera.


Sin duda, los cenotes de Cuzamá son algo que no podemos dejar de vivir!!!
Conocer Yucatán será una experiencia única, siempre diferente.
Será su casa y siempre serán bienvenidos!
**Nuestro mayor agradecimiento de todo corazón al Sr. Irving Mayen Flores. (Coordinador en destino)

Asesora:
Gloria R. Báez
Téc. en Turismo
DANTO Agencia de Turismo
Reg. 10.495
Tel.: 4667-8452
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla