Sep
05

La importancia del diagnóstico precoz

El cáncer de mama es una de las pocas enfermedades que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que se note algún síntoma. Las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son de prácticamente el 95%.

 

 

Estamos a muy poco tiempo del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, y anticipándonos al 19 de octubre quería comentarte algunas cosas que es bueno que sepas sobre esta enfermedad que en Argentina afecta a 18.000 mujeres por año.

Una de cada ocho mujeres está en riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de su vida y con un poco de tiempo y constancia se puede prevenir.

¿Te preguntarás cómo?

El primer paso es el auto examen de mama, que debés realizarlo una vez por mes. Es recomendable comenzar a partir de los 20 años. Debe convertirse en un hábito ya que éste permite conocer las mamas y familiarizarse con la irregularidad del tejido mamario. Si aparece algo diferente deberás acudir a tu ginecólogo.

Detectar una irregularidad no significa tener cáncer de mama, es el médico quien indicará el diagnóstico y los pasos a seguir.

Para un mayor detalle de cómo realizar el auto examen te sugiero que visites nuestro sitio web en la sección “área mujer” “mamografía digital”, www.drocchiuzzi.com.ar

El segundo paso es que regularmente visites a tu ginecólogo, y él te solicitará una serie de estudios entre los cuales debe estar la mamografía, junto con la colposcopía, Papanicolaou y ecografía mamaria y transvaginal.

Una mamografía es una imagen radiográfica de tu mama realizado por un sencillo procedimiento de rayos X.

El sistema de mamografía digital computarizada utiliza computadoras y detectores especialmente diseñados para producir imágenes que pueden ser visualizadas en un monitor de alta resolución, trasmitidas y archivadas como registro de computadora.

Las mamografías revelan micro calcificaciones (depósitos de calcio), crecimientos de tumores tanto del tipo benigno como canceroso, de hasta dos años de evolución, antes de ser palpable por vos o tu ginecólogo. Como resultado, estos tejidos anormales pueden ser detectados cuando aun son pequeños, haciendo más fácil su tratamiento y curación.

La dosis de radiación empleada en la mamografía es mínima por lo que resulta inofensiva y con los actuales sistemas digitales se puede ajustar el brillo, contraste, ampliar y acercar aéreas especificas de interés. Además, su sistema puede reducir altamente la necesidad de retomar el examen, reduciendo la exposición a los rayos X.

 

MACMA (Movimiento Ayuda Cáncer de Mama) y la Sociedad Argentina de Mastología, recomiendan realizar la primera mamografía a partir de los 40 años de edad en forma anual. Si hay antecedentes de cáncer de mama el médico indicará cuándo comenzar a realizarlas.

 

Entre los principales factores de riesgo se encuentran:

Edad avanzada: más del 80% de los casos se observan en mujeres de más de 50 años de edad.

Comienzo precoz de la menstruación, antes de los 12 años de edad.

Comienzo tardío de la menopausia, después de los 55 años de edad.

No haber tenido nunca un embarazo a término.

Primer embarazo a término a edad avanzada, después de los 31 años.

Antecedentes familiares de cáncer de mama, observados en la madre, las hermanas o las hijas de la mujer.

Antecedente personal de cáncer de mama.

 

No te olvides que la detección temprana del cáncer de mama y el tratamiento oportuno y adecuado salva vidas.

Links útiles:

www.drocchiuzzi.com.ar
www.macma.org.ar

Asesoró:

Dr. Rodolfo Occhiuzzi
Director Médico :: Diagnostico Médico Dr. Occhiuzzi
Tel.: (011) 4664-7258 / 4451-5531