May
14

Muebles con palets

Con esta idea eco-friendly de reciclado de palets, podés hacer grandes cambios a bajos costos y renovar la deco de tu casa.

Para hacer muebles con palets de madera no necesitás grandes habilidades. Aportan a tus ambientes o a tu jardín una cuota de calidez y ese toque especial que dan las piezas únicas.

 

 

Originalmente, los palets se utilizan con fines comerciales para el transporte de cargas. La mayoría están fabricados con maderas que soportan mucho peso y su tipo de estructura nos abre infinitas posibilidades, ya sea desarmándolos para utilizarlos por partes o ensamblándolos para obtener diferentes armazones.

Han abandonado su función básica para convertirse en elementos de decoración. El plus? No tienen costo! Los podés encontrar fácilmente en la calle, sólo tenés que hacer una recorrida por tu zona para ver quién los desecha y a qué hora. También podés acercarte a pedirlos en obras en construcción o en diferentes negocios de variados rubros.

 

Qué herramientas precisás? Una sierra eléctrica o manual si es que querés cortarlos a una determinada medida, y una lijadora si buscás que no tengan un aspecto demasiado rústico. Lo mismo corre para la masilla, la vas a usar según decidas mejorar o no el aspecto de la madera. Y por supuesto, clavos para madera y cola de carpintero para las uniones. De acuerdo al tipo de mueble vas a usar pintura o barniz. Un consejo? Cuanto más rústico y hippie su aspecto, mejor quedará el mueble. Los palets deteriorados también sirven!

Si querés usar sólo algunas partes, es muy importante desmontarlo de manera segura y poner atención en retirar todos los clavos que puedan lastimarnos al manipularlo. También antes de comenzar a trabajar conviene limpiarlo y desinfectarlo.

Los palets reciclados pueden ser convertidos en infinidad de muebles para nuestra casa o jardín. Las mesas ratonas con o sin vidrio van en todos los ambientes. Más altas y con rueditas para el interior, y súper bajas y largas para crear un ambiente único en el parque sentándonos en el piso sobre almohadones. Más que chic queda armar un rinconcito de lectura en un ángulo formado por paredes, donde ubicaremos un palet e infinidad de cojines. Alucinante queda una cama colgante con un edredón rústico para el dormitorio o para el jardín (tipo hamaca paraguaya) o un sillón al que sumaremos una manta o un tapiz, y un respaldo decorado con vinilo o decoupage (todo igual o diferente diseño en cada tabla).

Podemos pedir más de los palets? Aportan un aire rústico y vintage. Permiten sacar nuestro lado artístico. No tienen costo y nos dan la posibilidad de ser amigables con nuestro mundo.

Sumate a esta tendencia!