May
14

Alimentos que nos abrigan y protegen

Ante el incremento de las bajas temperaturas estacionales, te proponemos en esta nota alimentos, colaciones o refrigerios saludables para enfrentar el invierno y protegernos de las enfermedades. Para tener en cuenta!

 

 

 

Vitaminas y Minerales

La vitamina A, mantiene en buen estado la piel y mucosas (barreras naturales contra las infecciones) previniendo y/o reduciendo el riesgo de contagio por enfermedades respiratorias. La encontramos en las carnes, lácteos y huevos. El betacaroteno, precursor de la vitamina A, está presente en zanahorias, vegetales de hojas verdes como la espinaca, acelgas, entre otros, y frutas y vegetales de colores intensos.

La vitamina C, además de fortalecer al sistema inmunológico, es un importante antioxidante que protege a las células de la agresión de los radicales libres, que aceleran el envejecimiento. Las principales frutas y vegetales que la contienen son tomate, pimientos, brócoli, naranjas, frutillas, kiwis y mandarina. Para aprovechar al máximo sus nutrientes es mejor consumirlas enteras o en trozos, y partirlas justo en el momento que se van a consumir.

En tanto, la vitamina E aumenta la respuesta inmunológica. Se encuentra en los cereales de grano entero como pan, arroz y pastas integrales. También en el aceite de oliva, vegetales de hoja verde y frutos secos.

Entre los minerales, el Hierro previene la anemia y es necesario para la proliferación y maduración de las células inmunitarias, particularmente de los linfocitos asociados a la generación de una respuesta frente a agentes infecciosos.

La deficiencia de Zinc en el organismo ocasiona depresión de la función inmunológica. Las personas más susceptibles a padecerla son los niños, mujeres embarazadas, mujeres en periodo de lactancia, adultos mayores y vegetarianos o que realizan dietas bajas en calorías. Se encuentra en granos como quinoa, avena, trigo, cebada, semillas de girasol, entre otros.

El Selenio aporta a la actividad bactericida, a la respuesta de los anticuerpos frente a ciertos tóxicos y el desarrollo de linfocitos. Se encuentra en mariscos, hígado, legumbres y frutos secos, cereales integrales, huevos y lácteos.

 

 

Colaciones o Refrigerios

Una colación o refrigerio es una comida más pequeña que las principales, y puede ser consumida tanto a media mañana como a media tarde. Es recomendado hacer 4 comidas principales y 2 colaciones al día. Las colaciones brindan energía y nos mantienen alerta cuando los niveles de glucosa bajan. En los niños son una ayuda para cubrir sus necesidades diarias y requerimientos de vitaminas y minerales.

Algunas opciones prácticas y fáciles de transportar son: mezcla de nueces, frutas cítricas, chocolate (mejor el amargo), frutos deshidratados, frutas al horno y palomitas de maíz.