Los Zanotti, shoes in

Parece ser que la antaño deseada suela roja del parisino Christian Louboutin ya no es tan deseada! Algo similar sucede con los Manolos, los zapatos españoles objetos de deseo que Sara Yessica Parker inmortalizó desde la serie Sex and the City. ¿Quién es entonces el diseñador de calzados de lujo que tiene cautivas a las  celebridades? En esta nota te lo contamos!

 

 

 

Las creaciones del italiano Giuseppe Zanotti se han apoderado tanto de la alfombra roja como del día a día de las famosas. Las cantantes Katy Perry, Fergie, Mariah Carey, Rihanna, Miley Cyrus y Beyonce, y las actrices Anne Hathaway, Kate Hudson, Eva Longoria, Drew Barrymore, Eva Mendes, Paulina Rubio y Penélope Cruz, por nombrar algunas, se han rendido a sus diseños. Desde las sneakers más deseadas, pasando por las bailarinas y llegando a las sandalias con cristales más chic, son verdaderas obras de arte pensadas y diseñadas por él y elaboradas por artesanos del calzado que trabajan en su factoría en Italia. Nada está librado al azar. Es que Zanotti nació cerca de Rimini, un pequeño pueblo de trabajadores del calzado. Ni él mismo sabe cuándo dejó de ser Dj´s para entrar en el mundo de la moda.

 

En los ´90 abrió junto a su esposa Cinzia un estudio de diseño de zapatos. Comenzó trabajando freelance para marcas de primera línea como Fendi, Valentino y Roberto Cavalli. Luego abriría un pequeño taller con quince empleados entre los cuales había un joyero y una bordadora, que comenzaron a trabajar en su primera gran colección de zapatos de lujo que fue presentada en Nueva York con gran éxito.

En el año 2000 abrió su primera tienda en Milán. Luego vendrían las de Nueva York, París, Londres, Moscú y Dubai, llegando hoy a 50 tiendas exclusivas para las que fabrica más de 3.000 pares diarios con una facturación superior a los 150 millones de Euros al año.

 

Giuseppe es un apasionado de la figura femenina y de sus pies. Crea inspirándose en la mujer mediterránea, ultra femenina y sexy. Forma parte del mundo de la moda y de sus tendencias, pero sigue siendo fiel a la tradición de la fabricación artesanal de su cara Italia.