Abr
08

¿Qué hacer con un murciélago en casa?

Murciélagos citadinos

Los murciélagos son los únicos mamíferos voladores. No son ciegos, y además de tener buena visión tienen un sistema de ecolocación (similar a un radar), que en ausencia de luz les permite moverse, esquivar obstáculos y buscar su alimento.

Existen más de 1.000 especies de murciélagos que se distribuyen alrededor de todo el mundo, excepto en los polos. Están los que se alimentan de frutas, dispersando semillas y ayudando así a regenerar los bosques.

 

 

Otros que consumen néctar y ayudan a muchas plantas a ser polinizadas. Algunos cazan pequeños vertebrados e incluso existen aquellos que se dedican a la pesca. También están los que llamamos vampiros, es decir, que se alimentan de sangre, ya que realizan una pequeña incisión con sus dientes y luego lamen la sangre. Sólo 3 de las más de 1.000 especies de murciélagos que hay en el mundo son vampiros, y generalmente se alimentan de ganado o animales silvestres.

Pero en estas latitudes, los murciélagos que habitan nuestras ciudades son insectívoros, se alimentan exclusivamente de insectos. Cada ejemplar puede consumir hasta la mitad de su peso en insectos por noche y su menú incluye polillas, moscas, mosquitos y escarabajos. Por ende controlan a muchos insectos plagas de la agricultura y transmisores de enfermedades que afectan la salud humana, beneficiando así al hombre.

 

¿Por qué habitan las ciudades?

El ser humano ha ido transformando a un ritmo vertiginoso los ambientes naturales en ambientes urbanos, por lo que existe una gran presión para que los animales se adapten a estos cambios… o desistan en el intento.

Las ciudades les ofrecen a los murciélagos insectívoros alimento fácil y variado, y una amplia disponibilidad de refugios. En las casas y edificios pueden utilizar entretechos, ladrillos huecos, taparrollos, etc. Necesitan aberturas muy pequeñas para acceder a sus refugios (menos de 1,5 cm de ancho). Además estos refugios son cálidos, lo que les permite mantener su temperatura corporal, y son de difícil acceso para depredadores y otras molestias. Suelen ser fieles a sus refugios, ya que si migran, vuelven a los mismos sitios año tras año.

Tadarida brasiliensis es una especie encontrada frecuentemente en los ámbitos urbanos. Pueden formar grandes colonias y son animales migratorios. Por esto último es una especie protegida por la Ley Nacional 23.918, que ratifica la convención de Bonn sobre especies migratorias.

Pasan desapercibidos durante el invierno, mientras que en el período de cría (primavera – verano) que es cuando están activos, pueden ser detectados, comenzando también a generarse inconvenientes. Sin embargo, el surgimiento de estos inconvenientes depende principalmente de la percepción que se tenga de ellos. Cuando se comprenden los beneficios que nos brindan, los problemas parecen menos graves.

Las dificultades más comunes a las que se enfrentan los murciélagos en las ciudades son las expulsiones con venenos y las obras de renovación y restauración. Estos animales no realizan invasiones, simplemente si se los está desalojando de mala manera de un sitio, vuelan buscando otro refugio. Cuando se los intenta sacar con venenos sólo se consigue que se desparramen por la ciudad pareciendo estar enfermos y aumentando el riesgo de contacto entre los murciélagos que sí se encuentran enfermos con mascotas y personas. Existen métodos de exclusión que son prácticos, económicos y a la vez amigables con el medio ambiente; éstos permiten que los murciélagos se vayan de nuestra vivienda sin dañarlos.

 

¿Qué hacer si un murciélago entra en casa?

-No manipule al animal.

-Si está volando, déjelo tranquilo, cierre las vías de acceso al interior de la casa y facilítele la salida.

-Si está agarrado de una pared o en el piso, cúbralo con un balde o caja, pase un cartón por debajo y llévelo a un sitio al aire libre donde pueda dejar el cartón a cierta altura del suelo. Quite el balde o caja y espere a que se recupere y vuele. Fíjese que no haya perros o gatos cerca.

- Si hizo lo anterior y el murciélago no voló o si está caído luego de haber chocado contra diferentes objetos, cubra al animal con una caja o balde y llame al centro antirrábico más cercano a su domicilio para recibir instrucciones.

 

¿Pueden transmitirnos rabia?

Al igual que todos los mamíferos, los murciélagos pueden enfermarse de rabia y contagiarla.

Si por alguna razón lo mordió un murciélago, lave bien la herida con agua y jabón y concurra de inmediato al centro de vacunación antirrábica más cercano a su domicilio.

Siempre vacune a sus mascotas (perros y gatos) contra la rabia. Si por algún motivo sus mascotas no cumplen este requisito y usted sospecha que han tenido contacto con algún murciélago caído en el suelo, lleve su mascota a su veterinario de confianza o instituto de zoonosis. Si en ese período de tiempo su mascota lo muerde, concurra al servicio de vacunación antirrábica más cercano a su domicilio.

 

Para googlear:
Protocolo de expulsión: www.pcma.com.ar.

 

 

ASESORA:
Dra. Ayelén Lutz
CONICET
P.C.M.A.
www.pcma.com.ar
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla