Abr
09

Deco de temporada

Las tendencias no se quedan sólo en las pasarelas sino que llegan a nuestras casas para vestirlas con nuevos colores, texturas y accesorios.

La forma en que está decorado nuestro hogar influye sobre las emociones y las vivencias que tenemos dentro de él. Más allá del estilo, los colores y las texturas hablan de nosotros y nos producen diferentes sensaciones. Un departamento donde predomina el blanco contagia pureza y relajación. Si en cambio predomina el rojo estamos generando ambientes más íntimos. Con el azul y sus gamas transmitimos calma y frescura. Cada rincón de nuestra casa dice algo sobre la percepción que tenemos de la vida.

 

 

Veamos qué nos proponen los decoradores para este otoño invierno y hagamos nuestra propia versión…

Para las paredes nos sugieren los tonos suaves que contagian serenidad.

El rosa dice presente incluso en el living, no quedando su uso limitado a los cuartos infantiles. Si no nos animamos a pintar las paredes de este color, está la alternativa de jugar con complementos al tono como almohadones, macetas de diseño o jarrones de vidrio.

Otro tono que se impone es el gris, que va de maravillas con el rosa.

Los muebles y los detalles en madera de color natural (cuanto más veteada y menos tratada, mejor), dan un look orgánico ideal para acompañar con delicados motivos botánicos en cortinados y plantas de interior.

Los cactus siguen siendo tendencia, acompañados por alfombras nativas.

El terciopelo es el detalle que aporta glamour y ese toque vintage que define una estancia en la que no debe faltar alguna pieza de loza antigua o un candelabro.

Los colores metálicos llegan con fuerza: oro rosa, dorado, plomo y bronce, pero el reinado de la temporada es para el cobre. Este color se apodera de los interiores en sus diferentes tonalidades. Lo vemos en todas partes: cocinas, comedores e incluso baños. En acabados, jarrones, pequeños muebles auxiliares e incluso en las telas, siendo su mayor presencia en la iluminación. Las lámparas de cobre las encontramos en un sinfín de modelos diferentes pero las esféricas son las más elegidas. Son muy versátiles y se pueden adaptar a todos los usos, tanto si las colocamos en grupos de tres sobre una gran mesa como si lo hacemos encima de una barra. ¿Y mezclar estas lámparas con otras de otro material? Claro que sí! Es más, podemos reservar el cobre para las lámparas auxiliares, una lámpara de pie o un flexo de mesa. Quizá nos apetezca incluir una pequeña lámpara de cobre en nuestra mesita de luz. Los toques de color cobre siempre son bien recibidos! También se usa en modelos de lámparas más modernas como las tipo jaula. Su aspecto brillante que llama la atención, da un touch de estilo industrial a la vez que una iluminación cálida por su coloración terrosa.

El cobre al poder!