Oct
19

Vamos por lo nuevo!

Pensar en decorar suele entusiasmarnos y levantarnos el ánimo. Las paredes recién pintadas, nuevos almohadones coloridos, la incorporación de plantas, tejidos o de esa pieza que nos cautivó, pueden cambiar por completo nuestra casa sin embarcarnos en infinidad de cuotas tarjeta. Te contamos las trends deco para despertar la decoradora que vive en vos!

 

 

 

Comencemos hablando de los colores. Aunque no lo creas, el gris en todas sus variantes de tonos se impone fuerte. Y no está mal, ya que es más que combinable con cualquier otro color. Sus compañeros de moda? El verde oscuro (aporta naturalidad), el greenery (entre verde y amarillo), el azul y el turquesa, el naranja oscuro (da informalidad y calidez) y el amarillo (incorpora luminosidad). Ideales para pintar una de las paredes y completar la deco con almohadones en terciopelo o denim combinados con otras texturas como crochet y tricot.

 

Es también la temporada de la vuelta a la naturaleza. Su presencia es esencial.  Dejémonos invadir por plantas naturales, incluso las trepadoras, sin olvidar que continúa la vigencia de los cactus y suculentas (planta sencilla de cuidar si las hay). Optemos por tejidos naturales en tonos de verdes o con estampados botánicos en sillones, almohadones o cortinas. Y por lámparas y accesorios en mimbre, junco o papel. Continuando en esta línea natural, los estampados con aves, mamíferos y plantas se apoderan asimismo de nuestras paredes llegando en papeles pintados o en murales. La onda étnica y la estética africana se las trae!

 

De a poco vamos abandonando el estilo industrial y volvemos a la pasión por lo handmade. Retornan a decorar nuestra casa esas piezas únicas compradas en ferias de algún lejano país visitado o sacadas del baúl de los recuerdos familiares. El crochet, las borlas y las pequeñas decoraciones en loza, se entremezclan logrando ambientes y decos personalísimas.

 

Si de maderas se trata, sigue la tendencia raw con piezas que dejan ver sus imperfecciones y betas, pero también se van incorporando maderas más oscuras, llegando incluso a las de color negro con beta a la vista. Es un gran misterio si esta tendencia ganará adeptos, al igual que sucede con la reivindicación del mármol. Para los que se resisten a abandonar el estilo fabril, los acabados en cemento y el efecto oxidado dicen presente.

 

Las tendencias marcan el inicio del camino. Tu imaginación hará el resto!

A renovar!