Oct
10

Iconos del Septimo Arte

Rita Hayworth

Es una de las estrellas más recordadas por su inigualable hermosura. Poseía una personalidad tímida y bondadosa que contrastaba con su fuerza y enorme impacto en la pantalla. Su fama se consolidó con la película Gilda de Charles Vidor, en la que tan sólo con un brevísimo pero sugerente strip tease (en la famosa escena donde se quita un guante) y la recepción de una bofetada, consiguió récords de taquilla en todo el mundo. En 1947 rodó con el director Orson Welles, La dama de Shangai.  Este thriller pasó a la historia por contener uno de los más famosos finales de la historia del cine, la escena de los espejos. Rita hizo 59 películas, compartiendo protagonismo con actores masculinos de la talla de Glenn Ford, Gene Kelly o Fred Astaire.

Audrey Hepburn

Con su frescura y estilo propio, Audrey Hepburn conquistó la pantalla grande del cine americano. Se crió en una familia aristocrática holandesa. Viajó a Estados Unidos en busca de mejores oportunidades de trabajo. Tras su revelación en el teatro de Broadway con Gigi, consiguió su primer papel en Hollywood en la película Vacaciones en Roma, comedia romántica coprotagonizada por Gregory Peck que le valió un Oscar. Intervino en numerosas películas con los mejores actores del momento como ser Desayuno con Diamantes, Sola en la oscuridad, Historia de una monja y Sabrina. Para mediados de los '50, no sólo era una de las mayores estrellas del cine sino también un referente de la moda. Su estilo tan personal y elegante era admirado e imitado.

Ingrid Bergman

Otro mito dentro del mundo del cine, Ingrid Bergman también fue conocida por su enorme belleza y su gran talento. Decidió hacerse actriz para combatir su extrema timidez y dio sus primeros pasos en el cine como extra a los dieciséis años. A los dieciocho fue elegida entre cientos de aspirantes para estudiar en la Real Escuela de Teatro Dramático. En 1942 protagonizó junto a Humphrey Bogart la reconocida película Casablanca.

Ha ganado tres Oscar por su labor en Anastasia, Asesinato en el Orient Express y Gaslight y tuvo otras cuatro nominaciones por Sonata de otoño, Juana de Arco, Las campanas de Santa María y Por quien doblan las campanas. Es la única actriz hasta el momento en conseguir tres Oscar (sólo superada por Katharine Hepburn con cuatro estatuillas)