Nov
14

EL REGRESO DE LAS BARBERÍAS

Llegaron para quedarse y lucen la impronta de los años ’20. Sonaban lejanas y te llevaban a pensar en tus abuelos. Sin embargo, las barber shops son la reivindicación del lugar exclusivo para varones que quieren presumir de un buen peinado, una barba bien cortada, y disfrutar de una grata experiencia de servicio.

Surgen en Londres, Rotterdam, Madrid, Nueva York y por supuesto en Buenos Aires, inspiradas en los tiempos de la prohibición del alcohol en Estados Unidos (de 1920 a 1933), donde los amigos se juntaban en barberías para tomar sin ser descubiertos.

Dejémoslo claro desde un principio: las barberías son atendidas por profesionales especializados. El primer paso es asesorar al cliente sobre qué tipo de barba le va a sentar mejor según la densidad de la misma y sus facciones. Al hombre lo favorecen los formatos de rostro rectangular y la idea es lograrlo a través de la barba. Luego vendrá el diseño, toda una ceremonia. Durante mucho tiempo estuvo de moda la barba descuidada de una semana, lo que obligaba a dar la forma con el afeitado de ciertas zonas, pero ahora, al tener más longitud, se trabaja con peine y tijera para obtener los volúmenes necesarios.

Marcan tendencia en las pasarelas las melenas con laterales más cortos, o los tupés largos y abundantes con laterales rapados y muy degradados, en combinación con barbas que recuerdan a la moda hippie.  Lo primero a tener en cuenta si optamos por esta  moda hipster es que esta técnica requiere bastante longitud en la barba, en zona del mentón y de la mandíbula. Para lograr este estilo se realiza un degradado desde la zona de las patillas hasta llegar al mentón, intentando alargar el rostro en este último punto: cuanta más longitud dejemos, mayor efecto conseguimos. Del mismo modo que se degrada la barba en la zona de patillas, se degrada el cabello desde este mismo sector, cortando el pelo con rasuradora, partiendo del punto 0 hasta llegar a la longitud deseada en la zona superior del cráneo, alcanzando así el efecto buscado.  Desde la coronilla hasta la zona frontal del rostro el cabello va de menos a más, dejando la parte delantera más o menos larga según la longitud del tupé que se quiere obtener.

 

La moda hipster es una mezcla de tendencias a partir de los degradados alemanes caracterizados por laterales y parte posterior muy rebajada, en combinación con las alargadas barbas propias de la imagen que tenemos de un hippie.

 

Se impone el estilo lumbersexual. Es igual que el  estilo hipster pero los tupés se alargan a melenas en el sector superior, pudiendo llevarlo recogido en una coleta en la parte de la coronilla, que va más corta hasta la zona de la nuca. Los laterales continúan cortos, aunque no tan rapados, y las barbas son un poco más irregulares y largas.

 

FAMOSAS BARBERÍAS DEL MUNDO

 

MURDOCK (Londres)

De auténtica esencia británica, derrocha elegancia y eficiencia sin perder el aire decadente de los clubs de caballeros de la época victoriana. Tienen sedes en Chelsea, Soho y Covent Garden.

LES MAUVAIS GARÇONS (París)

Es considerada una de las mejores barberías del mundo con exclusivos cortes de pelo y depurados afeitados donde los clientes disfrutan de una buena copa y todo por un valor asequible y sin presencia femenina.

FIGARO'S BARBERSHOP (Lisboa)

Es la barbería más extravagante jamás imaginada y un templo a la virilidad. No aceptan mujeres por más críticas que reciban y en ella impera el incuestionable orden de llegada. Turnos jamás.

PERSON OF INTEREST (Brooklyn)

Famosísima en Nueva York. Su diferencia fundamental con otras barberías es que en ella sí pueden entrar mujeres, además de afeitar y cortar muy bien el pelo. En su web no publican fotos de sus trabajos, sólo los valores.

 

 

ESTÉTICA MASCULINA

Sin tabúes

Gracias a famosos como David Beckham, Cristiano Ronaldo y Justin Bieber, la industria de la belleza dirigida a hombres no ha parado de crecer. Todo comenzó allá por la década de los ´90 cuando el futbolista David Beckham se transformó en el ícono de la imagen masculina. Sus continuos cambios de estilo, sus tatuajes, su fama y su estilo de vida sofisticado, marcaron tendencia y redefinieron los códigos de la estética masculina. Los hombres comenzaron a cuidarse sin prejuicios y a requerir servicios de belleza masculinos. El cuidado de la piel, el pelo y la barba, gana adeptos cada día!

 

HOUSE 99

Tras ser imagen de varias firmas de cuidados para hombre, el inglés David Beckham lanzó este año su propia marca de grooming: House 99, en colaboración con L'Oréal Luxe. La línea cuenta con 21 productos (para cabello, barba, piel y cuerpo) con los que el ex-futbolista promete cambiar el juego de la cosmética.

Por qué “House”? Por la comunidad inclusiva de aficionados al grooming que pretende crear.

Por qué “99”? Porque el número que él mismo lleva tatuado en su mano marca un año trascendental en su vida personal y profesional: se casó con Victoria, nació su hijo mayor, Brooklyn, y el Manchester United hizo triplete.