Nov
14

¿Existe el divorcio exprés?

La sanción del nuevo Código Civil y Comercial de Nación (CCCN) en agosto de 2015, generó un cambio de paradigmas trascendental especialmente en el derecho de familia. Entre las novedades más comentadas está la forma de poner fin al matrimonio y la eliminación de la obligación de fidelidad y cohabitación entre los esposos.

Con el antiguo régimen legal, para divorciarse había que esperar un tiempo determinado de separación de hecho o alegar una causa, atribuyendo “culpa” a alguna de las partes y demostrar esa causa o culpa ante la justicia. Ello implicaba que el cónyuge tuviera pruebas suficientes para demostrar esa situación y por este motivo el divorcio consistía en un juicio eterno.

Ahora bien, con el nuevo CCCN, divorciarse es considerablemente más rápido ya que se eliminan esos requisitos y deja de ser necesario atribuír la culpabilidad de la separación a una de las partes. El divorcio ahora puede solicitarse sólo con la voluntad de uno de los cónyuges y el procedimiento puede iniciarse tanto de forma unilateral o en forma conjunta. El único requisito que solicita el nuevo código para poder solicitar el divorcio es presentar una propuesta para resolver los temas relacionados a los efectos del divorcio tales como: 1) liquidación de bienes gananciales, y si hay hijos menores de edad 2) cuota alimentaria, 3) cuidado personal, 4) régimen de visitas, 5) atribución de la vivienda familiar y 6) compensación económica. La otra parte puede no estar de acuerdo con la propuesta y aun así el Juez debe sí o sí dictar sentencia y los temas pendientes de resolución deberán ser tramitados por expedientes separados. Este procedimiento evita que el divorcio sea frenado por desacuerdos o ausencia de voluntad de divorciarse de una de las partes. En general se fija una audiencia para intentar un acuerdo sobre los efectos del divorcio y en caso de desacuerdo el expediente del divorcio seguirá su curso normal.

¿Existe el divorcio exprés? Efectivamente existe una forma muy expeditiva para divorciarse que consiste en iniciar el procedimiento de manera conjunta por parte de ambos cónyuges, cada uno con su abogado, acordando los efectos del divorcio en caso de existir bienes gananciales o hijos menores de edad. De este modo se evitarían audiencias y el expediente quedaría listo para obtener una sentencia y ello es a lo que popularmente se denomina “divorcio exprés”.

Como conclusión, la nueva norma elimina todos los requisitos que existían anteriormente para divorciarse pero busca que los cónyuges tomen conciencia de sus responsabilidades y sean autores de la resolución de sus propios conflictos.

Siempre es importante consultar un abogado especialista en derecho de familia.

 

ASESORA:
Dra. Teresa Cecilia Luna
Abogada (U.B.A)
Estudio Lobelle & Asociados
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla