Nov
15

PERROS y CHICOS : ¿Todo vale?

Los chicos tienen una parte importante en la decisión de adoptar un perro. Pero, ¿estamos dispuestos a educar? Si no es así, mejor ahorrémonos un mal momento (o varios) y posterguemos la decisión. Es que solemos centrar la atención en la educación del cachorro, pero olvidamos que tanto o más importante es educar a los menores de la casa para que el vínculo esté basado en el respeto mutuo. Comencemos por enseñarles a los chicos a entender que el perro, tal como los humanos, tiene necesidades propias y límites que debemos comprender.

 

 

ALGUNAS NORMAS  CLAVES

Los “NO”:

Respeto a los momentos

Cuando el perro está durmiendo, aseándose o comiendo, no tenemos que permitir que los chicos lo interrumpan. De la misma manera que nos molesta que nos despierten de nuestra siesta, los perros pueden responder con irritación a esa interrupción. Su manera de hacérnoslo saber será gruñendo, y eso no significa que sea un perro agresivo, es su forma de decirnos que no está feliz con lo que hacemos. En muchos casos no va más allá, pero si se lo interrumpe constantemente, puede ser que pierda la paciencia y tire un tarascón.

Respeto a su comida

Es simple: no nos gusta que nos metan la mano en el plato. Al perro tampoco. Si bien en algunos casos se utiliza como condicionamiento para evitar la sobreprotección de recursos, no lo recomendaría para que los chicos lo hicieran en casa. De existir un problema de protección excesiva de su comida, consulten a un especialista.

Respeto a sus juguetes

Cuando el cachorro está concentrado con su juguete, no intentemos sacárselo. Respetemos sus tiempos, enseñémosle a dárnoslo premiándolo cuando lo suelta.

Evitar ruidos y juegos irritantes

Los juegos excesivamente brutos no son aconsejables. Los cachorros fácilmente aprenden a morder sin, en ocasiones, lograr inhibir sus impulsos, pudiendo lastimar a un niño pequeño. De igual manera, los gritos irritan a los perros pudiendo causarles un estado de ansiedad que devenga en problemas de conducta.

Exceso de contacto físico

Hay perros que toleran los apretones de cachetes, mirada fija a los ojos y abrazos. La mayoría, no. Su manera de comunicación es diferente a la nuestra. Respetémoslo. Las caricias deben centrase en la panza, cabeza y hombros. Un abrazo, subirse a caballito y miradas profundas a los ojos, son, en lenguaje canino, gestos agresivos e intimidantes. Conocer el lenguaje corporal de la especie con la que cohabitamos es primordial para una convivencia armoniosa.

 

Los “SÍ”:

Los chicos como maestros

Incentivemos a los chicos a enseñarle trucos a su perro con refuerzo positivo o premios. Que le enseñen a sentarse, a dar la pata, a buscar la pelota, a jugar a la escondida. Los “premios” se le dan al perro cuando está sentado y tranquilo. Un perro activo y estimulado intelectualmente, será un perro equilibrado.

Demostrarles cariño con caricias apropiadas y atención

Es muy productivo que la relación no sólo esté basada en los momentos de juego activo. Compartir un sillón con nuestro perro mientras acariciamos suavemente su cabeza o rascamos su panza es gratificante para ambos y ayuda a fortalecer el vínculo.

Socializar al perro desde pequeño

Desde sus primeros días en casa es importante que el cachorro vea a los amigos de la familia, siempre respetando sus tiempos y formas. Que se acostumbre a la rutina familiar lo ayudará a ser sociable.

 

En definitiva, con adultos responsables e interiorizados en el lenguaje de los perros, vivir con perros y chicos es una aventura fascinante para toda la familia. A quienes tuvimos la oportunidad de tener uno de esos vínculos mágicos, nos cuesta imaginarnos sin esa experiencia. Claro está, no todo vale. Investiguemos y trabajemos juntos para una convivencia en paz y recuerdos felices de por vida.

 

“Solemos centrar la atención en la educación del cachorro, pero olvidamos que tanto o más importante, es educar a los menores…”

 

Asesora:
María M. D´Adamo
Adiestradora Canina UBA
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla